NetFlorist comparte buenos momentos con la HappyCam

La floristería sudafricana NetFlorist ha querido solucionar un problema muy común que tienen cuando reparten flores: quien las regala se pierde la cara de sorpresa del agraciado. Por ello, junto con la agencia FCB han creado la Happy Cam.

Se trata de un mecanismo muy simple: colocar una pequeña cámara en la gorra de los repartidores (pero en plan bonito que no se note que se está grabando) y así el que las envía puede acceder a través de una plataforma al vídeo y no perderse ese momento de felicidad, que para eso las envía.

 

 

Una sencilla idea pero que aporta un valor añadido a la marca y a un servicio tan personal como es regalar flores.

Visto en Ads of the World

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *