Este dispositivo te mantendrá más recto que un palo


¿Cuántas veces nos han repetido lo importante que es sentarse correctamente? Y ¿cuántas veces hemos pasado del tema hasta el día en que se nos va la mitad del sueldo en el fisioterapeuta? Ajá amigos, hacemos oídos sordos a los buenos hábitos para cada vez encorvarnos más frente al ordenador.

Hoy os presento un dispositivo que corrige la postura – como yo le llamo – del consultor. Aquellos que trabajan constantemente con ordenadores cuyas pantallas no están a la altura de los ojos. Aunque no sólo es útil para el trabajo, también para conducir, leer, caminar…

 

Upright Go, la solución para el “jorobado de Notre Dame”

Este pequeño wearable nace con el propósito de ayudar a la gente a corregir su postura y evitar los dolores de espalda.

 

 

 

¿Cómo funciona?

Muy simple. Pulsa el botón para encenderlo, colócalo en la parte superior de la espalda y cuando comiences a perder la rectitud, vibrará para que corrijas las postura.

 

 

En este gif se ve claramente cómo se corrige la postura cuando vibra.

 

Monitoriza tus progresos

Se puede vincular mediante bluetooth a tu smartphone y a través de su app se trackear el tiempo que permanecemos rectos, el número de vibraciones que lanza cada vez que lo usamos, los avances que estamos logrando siguiendo el plan programado…

 

 

Me parece muy buen invento, especialmente porque sufro mucho de cervicales, de hecho 8 de cada 10 personas tienen estos problemas,  y el hecho de que haya un producto que “moleste” para corregir la postura es una idea muy efectiva. En pocos días finalizan su campaña en Kickstarter, desde donde piden financiación para lanzarlo al mercado próximamente. Puede ser un buen regalo de empresa para aquellos que estén apostando por la salud laboral – ahí lo dejo 😉 –

¿Qué os parece a vosotros, cómo corregís la postura frente al ordenador?

 

También te puede interesar

Pilot, un auricular que traduce cualquier idioma en tiempo real Pilot es un auricular que traduce multitud de idiomas en tiempo real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *