Memobottle, adiós a las botellas redondas


Cada año se consumen más de 50 billones de botellas de plástico, y sólo el 36% se recicla. Debemos empezar a reutilizar botellas para comprometernos con el planeta y ser más sostenibles. Eso sí, las que rellenemos que estén fabricadas con plástico de calidad, como las botellas de las que te hablo hoy.

 

Memobottle, botellas comprometidas con el medio ambiente

La botella Memobottle cumple estos requisitos de sostenibilidad. Está fabricada libre de Bisfenol A o BPA, un compuesto químico tóxico prohibido por la Unión Europea para endurecer el plástico. Precisamente, al no estar compuesta con BPA, la convierte en un buen material para reutilizar tantas veces como queramos. Así no nuestra salud no correrá ningún riesgo. Y también, aportaremos nuestro granito de arena para reducir la producción de plástico contaminante.

Es tiempo de convertirnos en una sociedad reutilizable, así nos lo cuentan sus creadores, Jesse Leeworthy y Jonathan Byrt, en este vídeo:

 

 

Botellas planas para un lifestyle minimalista y sostenible

Pero… ¿qué tienen de particular estas botellas? Pues más allá del espíritu de cambiar el mundo, su diseño plano. Sí, estamos tan acostumbrado a ver botellas redondas que nunca nos preguntamos por qué siempre son así.

La verdad es que este diseño alargado y más estrecho es una ventaja para llevarla en mochilas o bolsos más planos, o incluso en el bolsillo.

Los distintos modelos que han sacado, se denominan precisamente como los estándares de folios: A5, A6 y A7. Puede parecer que cabe poca agua, pero al presentarse de otra forma engaña.

 

Tamaños disponibles de las Memobottles

El A5 tiene capacidad para 750 ml. El A6 para 350 ml y por último el A7 es el más compacto con una capacidad de 180ml. Es perfecto para llevarlo en el bolsillo o para los más peques.

 

 

Además, en la última campaña de crowdfunding han sacado un nuevo modelo más alargado llamado Slim y con capacidad para 450 ml. Este sí que es perfecto para la oficina 😉

 

Una exitosa campaña de crowdfunding (por segunda vez)

Sus creadores repiten campaña en Kickstarter. Ya en 2014 lanzaron una primera versión de estas botellas y consiguieron más de 261.000 AU$ y la meta la pusieron en 15.000.

Tres años más tarde, en 2017, crean otra campaña y cuentan con el apoyo de los patrocinadores de la primera versión. Estas segundas Memobottles, a las que ingeniosamente, llaman versión H2.0, tienen un diseño bastante más cuidado y las complementan algunos accesorios premium.

 

 


Innovación, gadgets y tecnología cada domingo en tu email. Suscríbete al Gadgetomail, ya somos 106!


Accesorios que completan la campaña

  • Fundas de cuero

Para transportarlas o darle un toque más personal, han creado fundas de cuero hechas a medida para los distintos modelos. Además, cada funda lleva un compartimento para guardar el smartphone, tarjetas, bolígrafos…

 

 

  • Soporte de mesa

La desventaja de este diseño es que al tener las esquinas redondeadas y ser tan fino, no puede sostenerse “en pie”. Por eso han sacado unas bases para colocar la botella y sujetarla. La base es dorada y se puede usar como elemento de decoración incluso.

 

 

  • Tapones

Se puede elegir hasta el color del tapón. Hay tres modelos, para gustos, los colores 🙂

 

 

Como ves, esta campaña cuenta con un factor medioambiental muy potente. Sus creadores demuestran la gran implicación que tienen en hacer un mundo mejor y hacernos partícipes con este proyecto. Es un ejemplo de que diseño, calidad y sostenibilidad pueden ir perfectamente de la mano.

¿Qué te parecen las Memobottles? Más allá del concepto, a mí su diseño me ha enamorado. Llevo una mochila plana y siempre que meto una botella redonda…se nota 🙂

Espero tus comentarios. Hasta el próximo post.

También te puede interesar

Stoyries: aviones, solidaridad e impresión 3D Unos aviones impresos en 3D y que conectan personas desconocidas gracias a un código único.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *